sábado, 10 de marzo de 2012

Factores de una presentación exitosa

¿Qué hacer para no fracasar en una presentación pública?

Para "vivir" todos necesitamos "vender" algo, un producto, una idea, un proyecto o una defensa ante una acusación justificada o no.

Todos deseamos y necesitamos salir airosos en estas circunstancias, motivo por lo cual invertimos TIEMPO, DINERO y NERVIOS. en presentaciones y/o reuniones públicas.

Para GARANTIZARTE ÉXITO te sugerimos tener presentes las siguientes recomendaciones de uno de los mejores especialistas internacionales, Grenville Janner, a saber:

Conocimiento: Estudia y comprende los puntos de interés de tus potenciales clientes. Piensa qué quieren y cómo puedes satisfacerlos.

Clasifica: Segmenta tu audiencia, por grupos de afinidad. Luego dirije tu flechas hacia las necesidades de tus potenciales clientes.

Reputación: La reputación de tus posibles clientes te servirá de guía en la atención de sus necesidades.

Precio: El valor que asignes a tus productos o mercancías deberá ser adecuado y correcto. ¿Estás preparado para justificar tu lista de precios? O… si buscas diferenciarte de un competidor…¿ puede hacerlo al mismo tiempo que preservas la excelencia de su producto o servicio?

Sensibilidad: ¿Eres sincero y sensible a las necesidades de sus potenciales clientes?

Envase: Todo producto “competitivo” se presenta con un envase atractivo. Igualmente debes considerar tus presentaciones públicas. Establece claramente quién te presentará, cuando y como. Define si es más adecuado organizar una presentación individual, o de equipo. Qué documentación o accesorios audiovisuales deberá preparar.

Entusiasmo: No reemplaza a una buena preparación y conocimiento, pero, muchos oradores “planchan” a las audiencias con su soberbia u apatía..

Confianza: Demostrar confianza de que tanto tu como tu organización son eficientes. Este no es el mejor momento para demostrar “humildad y bajo perfil”.

Didáctica: Habla en el idioma de tus oyentes. Minimiza el lenguaje técnico.

Antes de tu próxima reunión de trabajo o presentación comercial, ten presente estas sugerencias, que te pondrán siempre en la vereda de los buenos resultados.

Esperando verte en las primeras filas de nuestro próximo Curso de Oratoria Moderna, te saluda atte.

Víctor Begarie
Escuela de Oratoria Moderna
vbccapacitacion@yahoo.com.ar

viernes, 2 de marzo de 2012

Tan Imprescindible como Respirar

Captar la Atención es tan Imprescindible como Respirar

En cualquier actividad que llevamos adelante, necesitamos comunicarnos.

La comunicación es tan imprescindible como el aire, “sin comunicación no hay vida”.

Al comunicarnos buscamos respuestas del interlocutor. En muchas ocasiones, la respuesta que recibimos no es la esperada. Entonces, nos frustramos, la presión arterial se descontrola, discutimos, perdemos tiempo y dinero.

En esta lección analizamos la técnica que te permitirá multiplicar por 100 el retorno de tus acciones de comunicación. ¡Garantizado!

¿Cómo lograr que tu oyente responda a tus propuestas?

Sería muy bueno contar con una “pistola espacial y lanzar un rayo cósmico” para lograr que se nos preste atención y obtener la respuesta adecuada. Pero esta imagen pertenece al mundo de las series de ciencia ficción, no a la realidad.

En la década de los 40/50 los expertos en publicidad, asesorados por los últimos estudios de la conducta humana, desarrollaron un método científico, para lograr una comunicación efectiva. Los denominaron Método A.I.D.A.

A.I.D.A. es una sigla mnémica, que indica los cuatro pasos del proceso para desarrollar una comunicación efectiva.

A = Llamar la ATENCION / ATRACCION de tu interlocutor
I = Provoca el INTERES por el tema/asunto
D = DEMUESTRA cómo lograrlo o hacerlo
A = Indica la ACCION necesaria

Los mejores publicistas, especialistas de marketing y los oradores de primera línea, conocen y respetan este Método. Para convencer y persuadir, primero hay que ATRAER a la audiencia, luego INTERESARLA en el asunto o tema, para recién entonces, DEMOSTRAR, o fundamentar tu propuesta y lograr se llegue a la respuesta esperada o ACCION deseada.

Existen técnicas y recursos para aprender a desarrollar y potenciar cada paso del Método A.I.D.A. que desarrollamos con nuestros alumnos permitiéndoles alcanzar una mejora del 100%.

SUGERENCIA: Aplica la sigla A.I.D.A. a todas tus comunicaciones y lograrás encontrar la respuesta adecuada de tus interlocutores. Recuerda que una buena comunicación personal es una competencia básica para destacarte profesionalmente.

“Si hablas bien a otros… otros hablarán bien de ti”

Esperando verte en las primeras filas de nuestros próximos cursos de Oratoria Moderna, te deseo una excelente semana.

Tu amigo
Víctor Begarie Claps

jueves, 23 de febrero de 2012

Cómo Vencer el Miedo a Hablar en Público

Cómo Vencer el Miedo a Hablar en Público

Podemos hablar en público, por necesidad, obligación o por elección propia. En una organización, siempre estarán presentes las tres alternativas.

Hablar a otros, ya no es una elección, hoy se la considera una competencia profesional que nos permite destacarnos personal y profesionalmente.

Por otra parte, la palabra hablada, es la mejor “herramienta” para influir, convencer y liderar a otros. No se puede liderar, conducir a otros con monosílabos. Ningún mudo lideró ninguna revolución, ni social, ni política, ni cultural.

Hablar e enfrentar a un grupo de personas, provoca temor, angustia, ansiedad y en algunos casos “pánico escénico”, que es más grave. Pero si deseamos tener éxito en nuestras actividades, debemos aprender a vencer a este “tigre de Papel”.

El miedo a hablar en público responde más a razones ilusorias que reales, veamos algunos ejemplos de esta afirmación:

“Tengo miedo a equivocarme…”
“Tengo miedo a olvidar…”
“Se van a burlar de mí…”

En síntesis, suposiciones, teorías, predicciones que la persona proyecta sobre una situación que nunca se dará, ¿por qué?

Porque ninguna audiencia espera que Ud. se equivoque, todo lo contrario, esperan aprender o conocer alguna idea practica o solución a sus problemas.

Lo peor que puede ocurrir es que su audiencia se aburra, pero siempre tendrán el gesto de entregarle un tibio aplauso y ausentarse raudamente de la sala.

La experiencia de varios años en el entrenamiento de personas de todo tipo y especialmente de profesionales, políticos y empresarios, me indican que hay, cuando menos, seis razones principales que hacen nacer el miedo a hablar en público.

1º La falta de preparación adecuada.
2º Hablar acerca de un tema nuevo o que dominamos plenamente.
3º Un momento sorpresivo (algo que no esperábamos tener que enfrentar.
4º El grado de importancia que tenga para nosotros.
5º Exponer sobre un tema que desconocemos.
6º Hablar sin experiencia sobre el tema.

Soluciones

He aquí varias sugerencias con resultados comprobados recomendadas por los maestros de la la Oratoria:

Seleccione: Hable siempre de un tema que Ud. domina a la perfección. En otro caso, estudie el tema a fondo hasta dominarlo. En otro caso, guarde silencio.

Actitud Mental: No piense en Ud. piense en su público. Hable para ayudarlos a resolver sus problemas y observará que no tiene nada que temer por parte de ellos.

Preparación: El 50% del temor a enfrentar una audiencia se esfuma, con una buena preparación del discurso.

Confié: La confianza comienza por Ud. mismo. SI Ud. no confía en Ud… quién confiará?

Relajarse: Es necesario aprender a usar la respiración para mantenernos lo más relajados posibles. Esto favorece el autocontrol y ayuda a crear confianza.

Practique: Ensaye su presentación por lo menos tres veces. Si puede hacerlo en presencia de un amigo/a o colega, mucho mejor.

Verbalizar: "Puedo hablar bien en público, soy un buen expositor”, es una afirmación positiva, que expresada mental o verbalmente varias veces auyentará al fantasma del temor.

Visualice: Utilice su poder de imaginación para crear imágenes de un resultado positivo. Imagine a su público aplaudiéndolo de pie. Es necesario que repita varias repeticiones diarias, hasta el mismo momento de tomar la palabra.

Control de Calidad: Grabe su exposición, para luego, más tranquilo, volver a escucharla y realizar las correcciones o mejoras necesarias.

Esperando verte en las primeras filas de nuestros próximos cursos de Oratoria Moderna, te deseo una excelente semana.


Victor Begarie Claps
Director – Master Coach
Escuela de Oratoria Moderna
“Herramientas para Liderar”
vbccapacitacion@yahoo.com.ar

jueves, 24 de junio de 2010

El Discurso Escrito

Las Cartas de Venta - Su Propia Fuerza de Ventas

La Oratoria, pertenece a la gran familia de las comunicaciones. Es muy frecuente, que tus comunicaciones se establezcan por escrito, a través de cartas comerciales, correo electrónico, folletería o informes. A este canal, lo denominaremos DISCURSO ESCRITO.

Muchas veces, deseamos “vender” una idea; o un proyecto, programa, una nueva forma de hacer, a nuestros jefes, colegas, o personas con las que interrelacionamos; y elegimos el canal escrito, en el caso de esta Lección estudiaremos sus características y recomendaciones de los mejores especialistas para que tus discursos escritos, alcancen buenos resultados.

Los principios puedes aplicarlos a cualquier discurso escrito, que tenga como objetivo, vender, convencer, persuadir, o ganar colaboración de otras personas.

Lee con atención las características, sugerencias y técnicas expositivas y aplícalas a tus comunicaciones escritas, los resultados te sorprenderán.

El contenido de tus comunicaciones escritas debe parecer inteligente, pues, de otra forma, los clientes potenciales se irán no las leerán. Hay mucho más detrás de una buena carta de ventas de lo que se ve a simple vista.

Escribir buenos discursos escritos es un arte que muchos pasan por alto… pero que, si te tomas el tiempo de aprender sus principios, lograrás mejorar tus negocios.

Visualiza tus comunicaciones escritas, como tu propia presencia, frente a tu público.

Todo lo que tienes que hacer es aprender a escribirlas, por lo tanto, deberás invertir unos minutos diarios o semanales, practicando y ensayando, hasta ganar habilidad natural en su confección. También controlar y medir los resultados de respuestas, para realizar los cambios y ajustes necesarios, hasta que te encuentres con el resultado esperado.

Pero… antes de comenzar a escribir, debes tener un perfil de tus destinatarios, por ejemplo:

¿Son ellos profesionales?
¿Son estudiantes universitarios?
¿Mujeres u hombres?
¿Cuántos años tiene la mayoría de ellos?

Este punto es muy importante, porque debes “ponerte en el lugar de ellos” pensando en lo que necesitan, desean o están dispuestos a aceptar.




Una vez, logrado el perfil de tus destinatarios, debes, fundamentar por qué ellos necesitan tu propuesta.

¿Qué beneficios, ventajas, o ganancia obtendrán?

¿Qué problemas solucionarán con tu propuesta?

Ten cuidado, el precio, la marca, el prestigio de la compañía, no son beneficios, esos puntos son características!

Ejemplo: del libro de cocina. Enfoque las cartas de ventas hacia cuántos platos deliciosos puede hacer una persona con él, dígales que ellos llegarán a ser grandes artistas culinarios, y mencióneles el tiempo que ahorrarán con todas las recetas.
No te enfoques solamente en el número de páginas y las hermosas fotos que tiene el libro. A la gente no le interesan tanto esos detalles, sino el real beneficio que ellos pueden recibir con el libro.

La decisión es más emocional que lógica. Si usted puede llenar las necesidades de los prospectos, y puede hacerlo AHORA, sus clientes se interesarán en su propuesta.

=============================================================
Algunas Recomendaciones
=============================================================

Las siguientes, son unas indicaciones para tener en cuenta al redactar tus discursos escritos.

* Habla de beneficios: Haga una lista con las características de su producto, y entonces escriba al lado por qué ese rasgo es tan importante. ¡Esos son los beneficios - asegúrese de expresarlos bien! Los clientes realmente no se preocupan demasiado por el producto; ellos quieren saber lo que hace en ese producto para ellos… sí, todos nosotros somos egoístas cuando buscamos algo específico.

* Habla cómo solucionar el problema: Asegúrese de presentar bien explicado un problema y hacer que sus lectores tomen profunda conciencia de él. Usted debe conseguir que ellos relacionen que ese problema, es su problema. Y ahí está usted, con su producto, que es la solución para ese problema. Si usted hace esto bien, ellos se sentirán fuertemente propensos a comprar su producto.

* Compara el precio de no hacerlo con aceptar: Explica a tus destinatarios lo que perderán o arriesgarán si no aprovechan tu propuesta, o si ellos se dejan estar y no compran en ese mismo momento.

* Dile a sus clientes exactamente lo que usted quiere que hagan: Si quieres que ellos pidan el producto, les tienes que decir cómo hacerlo. Si quieres que ellos llenen un formulario, les dices que lo llenen; e incluso, explicarles cómo hacerlo.

* Regalos/Promociones: A todos les gusta pensar que han conseguido una verdadera “ganga”, así que regáleles algo extra con tus productos. De esa forma, tus propuesta será más atrayente.

* Testimonios: Agrega testimonios reales; a las personas les gusta sentirse reflejadas en otras personas. Demuestra que otros como ellos obtuvieron lo que buscaban al comprar su producto, o aceptar tu proyecto. Las fotografías de las personas realmente ayudan al testimonio y producen credibilidad, así como los detalles; por ejemplo, la ciudad en donde vive el referente, la ocupación y cualquier otro dato que pueda ser pertinente a su producto.

* Utiliza el singular: Refiérete a “tuyo”, “suyo” “usted”. A las personas les gusta percibir que se dirigen personalmente a ellas. Se sentirán más identificados.

* Claridad: Responde a cada preocupación potencial de sus destinatarios, respondiendo a cada pregunta o resolviendo objeciones. En todo caso no aceptarán.

* Titulares: Los títulos son tus primeras palabras, por lo tanto deben llamar la atención sobre el tema. Escribe un buen título acompañado de un subtítulo que presente el beneficio. El título debe colocarse en posición central y en negrita. Las letras deben ser dos veces más grandes de tamaño que el resto de tu texto. No pongas letras en rojo, ni tamaño de letras desmesurado. Esto produce un efecto contrario al objetivo de tu mensaje, que es comunicar. Por ejemplo, los titulares que generalmente llevan un sentido de misterio o de emoción, funcionan mejor.

* Use un lenguaje informal hable con sus visitantes, no a ellos.

• Escriba con palabras simples; mantenga sus oraciones y párrafos bien cortos.

• La gente tiende a saltear líneas cuando lee, así que asegúrese de resaltar las palabras claves que usted quiere que ellos realmente observen.

• Use viñetas, pues eso hace más fácil la organización de los textos y facilita la lectura.

Fuente: CartaDeVentas.com

Esperando verte en las primeras filas de nuestros próximos cursos de Oratoria Moderna, te deseo una excelente semana.


Victor Begarie Claps
Director – Master Coach
Escuela de Oratoria Moderna
“Herramientas para Liderar”
Informes: oratoria@menteveloz.com.ar
Consultas personales: vbccapacitacion@yahoo.com.ar

jueves, 16 de julio de 2009

Cómo Perder el Miedo a Hablar en Público

"Cómo Perder el Miedo a Hablar en Público"

Saber cómo hablar a otros es una experiencia positiva. Saber cómo hablar a otros, es una herramienta poderosa y es el primer escalón para destacarse personal y profesionalmente.

Por supuesto, no todas las personas tienen el "coraje" de pararse y hablar. Es por demás conocido que el temor a hablar en público es uno de los temores más "populares", después de la altura o el temor a las arañas.

Es una habilidad importante pues nos permite destacarnos, potenciar la autoestima e influir sobre otras personas. Sin embargo, el miedo a equivocarnos y a ser rechazados mejor conocido como el miedo escénico, es un enemigo a vencer para poder triunfar como un orador excelente.

Es normal en muchas personas el temor o "terror" a enfrentarse ante los demás en una reunión pública. En general las personas responden que sienten vergüenza, culpa, impotencia y otras sensaciones desagradables . Se comprende entonces que sea necesario entender lo que nos sucede cuando nos vemos en situación de hablar frente a otros, para descubrir cómo convencer el estrés que típicamente tal situación nos produce.

Se puede definir el miedo a hablar en público,como una variante de la timidez que se manifiesta el el momento que la persona debe enfrentar a un grupo de personas "desconocidas". También podemos definirla como "una reacción del organismo que nace en pensamientos de preocupación y termina constituyéndose en un desequilibrio neurofisiológico que incluye cambios en el pulso, la respiración, el nivel de transpiración, la concentración mental, la memoria y en muchos otros aspectos de la relación mente-cuerpo".

Las causas del temor ha ahablar en público nacen en diferentes fuentes. Puede deberse a traumas de vidas pasadas, a predisposiciones biológicas de configuración cerebral, a situaciones críticas vividas en la infancia y la adolescencia, al aprendizaje imitativo de los códigos familiares, a una actitud perfeccionista o a la sobrevaloración de la opinión u ubicación jerárquico-social de los demás. Cualquiera sea la causa o grupos de causas, lo cierto es que éstas imponen límites a nuestra satisfacción, a nuestra autonomía y a nuestra determinación, y nos condicionan a padecer estados de tensión, parálisis, evasión o confusión.

La experiencia de varios años en el entrenamiento de personas de todo tipo y especialmente de profesionales, políticos y empresarios, me indican que hay, cuando menos, seis razones principales que hacen nacer el miedo a hablar en público.

1º La falta de entrenamiento
2º La novedad (enfrentarse a lo que no conocemos)
3º La sorpresa (enfrentarse a algo que no esperábamos tener que enfrentar)
4º La intensidad (el grado de importancia que el reto tenga para nosotros)
5º El desconocimiento (el grado de ignorancia temática del orador.
6º La inexperiencia (la falta de práctica y de vivencias en este aspecto)

Soluciones

Para vencer al miedo a exponer oralmente, hay varias técnicas cuya efectividad es mayor cuando se usan combinadamente.

Decidirlo : Cada acción que produce resultados deber ser elegida con fuerza y determinación, de tal forma que no existan dudas dentro del sujeto, de que eso que ha dicho que hará y que logrará, es realmente lo que quiere hacer y lograr.

Prepararse: Es más fácil hablar en público si dominamos el tema del que nos corresponde hablar. No siempre la preparación vence al miedo, pero ayuda en este objetivo.

Confiar: Es más fácil confiar cuando estamos preparados, cuando hemos practicado y cuando por efecto de la respiración nos relajamos y nos concentramos en el momento presente. Confiar es creer que sí se puede. Piensa que sí puedes, afírmalo y visualízalo. Si crees que puedes será más fácil lograrlo.

Relajarse : Es necesario aprender a usar la respiración para mantenernos lo más relajados posibles. Esto favorece el autocontrol y ayuda a crear confianza.

Practicar: La práctica aumenta las posibilidades de dominar cualquier habilidad. Ensayar una y otra vez nos brinda confianza y nos permite descubrir parte de lo mejor de nosotros. El ensayo, además, va haciendo que lo que parecía difícil se convierta en fácil poco a poco. No basta el estudio y la comprensión intelectual de un tema que. Intelectualmente entendemos, por la vía del trabajo práctico, aprendemos.

Modelar: Es más fácil hablar correctamente en público si seguimos las pautas de quienes ya lo han logrado y lo hacen exitosamente. Observe un orador de su preferencia y capte la esencia de sus palabras, gestos, entonaciones, argumentos y movimientos. Aprenderá más rápidamente y con mayor eficacia.

Afirmar; Afirmar significa decretar verbalmente en forma positiva nuestra capacidad, como si ya se hubiese desarrollado. "Yo soy mejor orador cada día", es un ejemplo de afirmación, que repetida centenares de veces, crea una matriz de pensamiento subconsciente, que nos otorga, gradualmente, mayor coraje a la hora de expresarnos en público.

Visualizar: Esta técnica se basa en imaginarnos un resultado final satisfactorio. Verse, mentalmente, hablando con elocuencia y persuasión, y lo hará realidad. Shakespeare lo dijo de esta forma: "asume una virtud aunque no la tengas y muy pronto la tendrás".

Perdonarse: Si has cometido errores al hablar en público, perdónate y no te guardes resentimientos. Déjalo ir y aprende de esos errores. No los menciones más y céntrate en aprender lo necesario para hacerlo cada día mejor.

Control de Calidad: Se debe ganar el buen hábito de controlar el resultado final de nuestras alocuciones. Siempre que hable en público grabe en una cinta o digitalmente su exposición, para luego, más tranquilo, volver a escucharla y realizar las correcciones o mejoras necesarias.

Fuente: Dr. Renny Yagosesky

Esperando verte en las primeras filas de nuestros próximos cursos de Oratoria Moderna, te deseo una excelente semana.

Victor Begarie Claps
Director – Master Coach
Escuela de Oratoria Moderna
“Herramientas para Liderar”
Informes: oratoria@menteveloz.com.ar
Consultas personales: vbccapacitacion@yahoo.com.ar